Amanecer en globo en la Capadocia

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Estaba pensando cual era la mejor experiencia que he vivido en todos los viajes que he realizado. Y aunque no tengo una favorita, si que hay una que me viene a la mente cada vez que me planteo esta duda. Esa es, mi viaje en globo por la Capadocia. Fue una experiencia única, digna de recordar. Por ello, quería dedicarle unas palabras en este blog.

Apenas tenía 12 años cuando visite la Capadocia (Turquía) de la mano de mi madre y mi tía. Muchas situaciones me sorprendieron, pero ninguna como ver el amanecer suspendido en un globo.

tour-privado-en-globo-recorriendo-capadocia

Mi tía y yo nos levantamos a las cuatro de la mañana para desplazarnos hasta el lugar en autobús. Mi madre, en cambio, no quiso ir, por su miedo a las alturas. Una pena, pues todavía se arrepiente de no haber vivido la experiencia. Nosotros, por el contrario, podemos presumir hoy en día de haber estado allí gracias a una medalla que nos otorgo la compañía de vuelo. Una vez en la montaña rocosa desde donde parten los globos, la compañía aérea nos dio de desayunar. Todos estábamos listos para montar, pero antes había que protegerse con un caso y un chaleco salvavidas, por si ocurría un accidente. Dios no lo quisiera.

Los globos aeroestáticos comenzaban a hincharse debido al fuego que calentaba el aire que estaba dentro de la cúpula. Recuerdo perfectamente el momento en el que me subí a la cesta.  Estaba muy nervioso, ya que era la primera vez que me suspendía en el aire, sin contar los viajes en avión. Quería volar, sentirme como un pájaro, pero a  la vez pensaba que no se iba a elevar, o no quería pensarlo, no vaya a ser que me cayera. Sin embargo, he de decir que es totalmente seguro.

vuelos-en-globo-capadocia.jpg

Era hora de comenzar a elevarse. Poco a poco íbamos ganándole metros al suelo, mientras los primeros rayos de luz iluminaban el escenario. A eso, si le sumamos el resto de globos que se empezaban a ver en el aire, el paisaje se convertía en algo mágico y espectacular. Sin saber muy bien como, te encontrabas volando a 700 metros de altura. Desde allí, todo se veía minúsculo, pero los colores del cielo eran una verdadera maravilla.

Cappadocia-in-One-Day

El paisaje era extraordinario. Las chimeneas de hadas relucían en todo su esplendor. Estas formaciones volcánicas creadas a partir de la ceniza que expulsó el volcán Erciyes, se habían moldeado durante siglos por la naturaleza, así como por el hombre que una vez habitó allí, para formar un paisaje torturado y hermoso. Las casas estaban sobre grandes cañones que rodeaban el lugar, desfiladeros por los que nos pudimos adentrar con el globo, lo cual lo hacía más impresionante. Todo ello, sin olvidar la luz del sol que representaba el comienzo de un nuevo día.

1200px-USA_10654_Bryce_Canyon_Luca_Galuzzi_2007.jpg

El recorrido que duró aproximadamente hora y media estaba por terminar. Aun así, el viaje en globo en la Capadocia tenía que acabar a lo grande, y así fue: brindando con champán en algún paraje solitario de esta región, rodeados de pináculos rocosos y laderas talladas por la erosión que crean efectos mágicos. Nunca una copa de champán mañanera había sentado tan bien. Champín, en mi caso, por ser menor. Lo único que se sube a la cabeza es la emoción del momento. Todavía se me ponen los pelos de punta al recordarlo. Nunca olvidaré haber sobrevolado uno de los paisajes más hermosos del planeta.

Datos de interés

¿Qué precio tiene la experiencia?

Viajar en globo por la Capadocia no es barato. Es cierto que existen muchas compañías que ofrecen el tour, pero más o menos todas tienen un precio común establecido. A nosotros nos costo 130 euros por persona, pero los precios rondan entre 90 y 150 euros. Pero, también es importante contrastar cuál es la duración del viaje y qué servicios se ofrecen

¿Cuál es la mejor estación del año para viajar a Capadocia?

Yo fui en Julio, así que el verano sin duda, para disfrutar del buen tiempo y un bonito amanecer. Dicen que en invierno, con el paisaje nevado también es precioso, pero no hay tanta luz. Por eso, creo que para disfrutar de la experiencia de la mejor manera posible, con muchos globos, un amanecer radiante lleno de colores y una temperatura más o menos agradable, la mejor estación es el verano.

¿Qué vestimenta llevar?

Aunque sea verano, a esas horas de la mañana bajan mucho las temperaturas por la orografía del país. Por ello, recomiendo llevar vaqueros o pantalones largos, así como una sudadera o una chaqueta que te proteja del frío.

Advertencia sobre las fotografías

Las imágenes que he utilizado en esta entrada son de Internet por dos razones. La primera, no es porque no tenga, lo contrario, es porque son demasiado antiguas, tienen 10 años y la calidad no es nada buena. Por lo que, si las mostrará no veríais lo increíble que es el paisaje de la misma manera. Y la segunda, es porque están impresas, guardadas en el baúl de los recuerdos y no las tengo en mi ordenador. Por lo tanto, no puedo realizar una galería fotográfica. Aun así, se que algún día volveré a disfrutar de aquel lugar tan maravilloso y podré, de nuevo, inmortalizar el momento de mil maneras diferentes.

Invítame a una cerveza

€1,00

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: